Lomo de cerdo caramelizado

lunes, 15 de noviembre de 2010

Heme aquí, probando recetas para la cena familiar de Navidad. Cocinar para 8 personas, de las cuales 3 no comen, 2 no dejan de quejarse por todo lo que pongas y 3 comen razonablemente de todo, me está volviendo loca. Como siempre, la idea es hacer carne (cerdo o ternera) y a ser posible del tipo salsa que se pueda hacer el día anterior. En un intento fútil de contentar a todas las partes, la semana pasada desempolvé todos mis libros de cocina, revistas y recetas sueltas que andan por casa, y creedme que son unas cuantas. De todas ellas, creo que sólo un par puede ir bien, aunque tienen más contras que pros. (nota: qué complicado puede llegar a ser esto de la cocina para la familia, madredelamorhermoso). Total, que entre tanto receteo le eché el ojo a un lomo caramelizado, descartable para ese día porque se tiene que hacer al momento, pero que apetecía lo suyo hacer.


Lomo caramelizado con puré de manzana



Para el puré, se pone una manzana fuji por persona en el microondas a máxima potencia durante 15 min. Luego sólo habrá que quitar la pulpa. Easy peasy, y el resultado es totalmente espectacular.

La salsa caramelizada está hecha con zumo de naranja, salsa de soja y azúcar al que en último momento se le hechan las pasas. No pongo cantidades porque depende de la cantidad que guste. En la receta (para dos) era el zumo de una naranja, dos cucharadas de soja y dos de azúcar, pero tuve que doblar la cantidad porque se me había reducido demasiado para mi gusto.

Una vez hecha la salsa, se sella el lomo a fuego fuerte durante 10 min. Pasado este tiempo, se baja el fuego a media potencia y se añade la salsa durante 15 min., tiempo durante el cual iremos empapando (cuchara mediante) la carne con la salsa.

La foto desde luego desmejora mucho el gusto, pero de verdad de la buena que estaba rico rico rico :)

Borscht

jueves, 11 de noviembre de 2010

Queridos, otra buena nueva: ya están en el mercado los yogures Kaiku sin lactosa ¡de fresa! Desconozco si llevaban tiempo en el meercado, pero yo me los encontré por primera vez la semana pasada. El sabor no mata, pero ya es un cambio respecto a los yogures naturales, que ya me estaba cansando de tener que tomar siempre lo mismo. Sin embargo, y por mala suerte, no pensé en hacerles una foto. La próxima vez tendrá que ser, amiguitos.
Para no dejaros del todo decepcionados (ya que tengo dos lectores, mejor cuidarlos), últimamente estamos muy del este; de países del este, se entiende: un chucrut por aquí, un borscht por allá. El chucrut es fascinante. Hay algo en el proceso de (cualquier) fermentación que me emociona. Sin embargo, el borscht es algo único. Nunca lo había probado, así que cuando en la última visita a nuestra tienda favorita de productos ucranianos vi un tarro de borscht, no pude menos que agenciármelo.



Se hierve con un litro de caldo, se sirve con un poco de mayonesa (qué remedio, a falta de Smetana), y se acompaña con Pampushki o pan negro.




En este caso, el acompañamiento fue con pan nórdico de Can Turris con un baño de perejil y ajo.





Seguro que ni punto comparación con un borscht casero, pero Yummm yummmm! :P"""