Cal Pep

lunes, 1 de junio de 2009

O de cuando ir a hacer el vermut los sábados se convierte en una delicia hasta para los intolerantes a la lactosa. Conocido por el combinado de la casa, la verdad es que se sale con sus boquerones adobados rebozados.

Se necesita tan poco para ser feliz...





Por si alguien se lo pregunta, no, a mí no me gustan los boquerones :D

5 comentarios:

Juanma dijo...

¡Espectacular! :-P''''

Anna dijo...

Se necesita tan poco para ser feliz...Tan poc ...i tan difícil...

Ostiquinabonapinta... així...tot junt...

Juanma dijo...

Y el vermú, ni te cuento. :-D''''

Mª Jesus dijo...

Pero si los boquerones estan riquiiiiiiisimos de cualquier forma!!!!!!!!!!!
Como se nota que en mi tierra son un manjar los boquerones.

Saludos

Cristina dijo...

Son un manjar, María Jesús :DDD

¿Qué tal las opos? ¡Muchos ánimos!