Chapata

jueves, 18 de diciembre de 2008

Después del pan de payés, lo que más ilusión me hacía era intentar conseguir algo parecido a una chapata. El resultado es mejorable, pero reconozco que la textura suave y esponjosa, para ser la primera, no quedó nada mal. Habrá que repetir ;)




Pero no crean que la chapata iba sola, no. Estaba acompañada por una suculente morcilla de arroz de Burgos. Tenía que ser algo que estuviera a la altura, por supuesto, y esta venía expresamente de tan ilustre ciudad.







En dos palabras: IN-SUPERABLE.

10 comentarios:

behiala dijo...

Hola Cristina!

Tiene muy buena pinta la chapata! A ver si pruebo a hacerla algún día de estos.

Olaia

Cristina dijo...

Facilísima de hacer. Ya verás, casi se hace sola ;)

Juanma dijo...

Y desaparece en mucho menos tiempo que el que se necesita para hacerla... :-))))

Cristina dijo...

Voló...

Anna dijo...

Mmm...tremendu!
quina gana...
Vaig a pel dinar!

(la morcilla tiene una pinta deliciosa...)

Cristina dijo...

Jo ara vaig al gim, a suar el colesterol :D

unquepassava dijo...

A esta chapatita le falta un tomatito y un aceitito y un jamoncito... però a la morcillita no le haría un feo, no!

Mª Jesus dijo...

Hola Cristina!!

Que buena pinta tiene. Estoy por buscar el libro porque debe ser interesantisimo
Saludos

behiala dijo...

Ayer ya hice el poolish, que está esperando en el frigo para que mañana se convierta en una chapatita, jejeje. Ya pondré fotos para que veais a ver que tal me ha salido. Estoy pensando en hacer 2 chapatas, una normal y la otra con cebolla caramelizada, que tiene que quedar....

Ya os contaré.

Olaia

Replicant dijo...

argfffffghssss, quina pinta!