Croquetas de salmón ahumado

martes, 5 de agosto de 2008

Hace tiempo, saltando de blog en blog cual lindo saltamontes, fui a parar al de acibecheria, que tenía una receta de unas "Cremositas de salmón" cuya imagen es de las que se te incrustan en el cerebro al son de yoquieroyoquieryoquieroyoquieroyoquiero. Pero claro, sin nada de nata y sin nada de queso. Aceptamos que no es lo mismo, pero se hace lo que se puede. El proceso es el mismo que la de cualquier croquetas sin lactosa, cambiando el caldo de carne por caldo de pescado, para que coja más gusto.


El resultado, aunque bueno y original, fue un poco decepcionante. No sé si necesitaba más salmón o que me quedé corta de sal, pero quedaron un poco sosainas.

Perdonad que sólo haya puesto la foto de una única y miserable croqueta, pero medio minuto antes había medido mal la distancia entre mi dedo y el aceite hirviendo, y le metí todo el pulpejo. No sé de dónde saqué la fuerza de voluntad y el humor para quedarme ahí plantada sacándole la foto antes de salir huyendo a por un poco de pomada...

15 comentarios:

Juanma dijo...

Pues estaban muy ricas.

Lo que no moló fue el accidente doméstico. :-(

:-****

Cristina dijo...

Estaban ricas pero muy mejorables. A ver si un día me da tiempo y repito, a ver qué tal la segunda vez...

Juanma dijo...

Pues estarán riquísimas, por supuesto. :-)

Cristina dijo...

Boooooooing, boooing :p

Juanma dijo...

Como una croquetita, sí. :-P

manu dijo...

Tengo jambre.

Anna dijo...

Ainchs... Pupa, no?

Acabes de treure el pitjor fantasma que tinc a la cuina... L'oli calent (i els seus esquitxos..)
M'haurieu de veure fent un ou ferrat...a 3 metres de distància i fent saltirons esquivadors com una loca!

Juanma dijo...

M'haurieu de veure fent un ou ferrat...a 3 metres de distància i fent saltirons esquivadors com una loca!

Me estoy imaginando una escena en tiempo-bala, como las de Matrix, pero esquivando gotitas de aceite hirviendo... :-P

Cristina dijo...

XDDDDDD

Anna, et regalarem un bon devantal...

Mi problema es medir distancias, no sé si por ser mujer (ejem) o como reminiscencia de cuando llevaba gafas bifocales. En cualquier caso, furacín y listos, son sólo dos segundos de dolor ;)

Anna dijo...

Me estoy imaginando una escena en tiempo-bala, como las de Matrix, pero esquivando gotitas de aceite hirviendo.

Bé... queda més tipus "la gallina caponata, 1 - 2 - 3 una pasito palante Annita, 1-2-3, un pasito patrás.." però si..ve a ser això...

Anna, et regalarem un bon devantal...

Amb màscara de soldador i guants ignifugs tipus Gilda... Si no, seguirem igual...

Cristina dijo...

XDDDDD i un casc, també...

Biblioteclaria dijo...

medido mal la distancia entre mi dedo y el aceite hirviendo, y le metí todo el pulpejo

Aiiiiichhhh...

El próximo día pégale un rehogadito al salmón antes y/o pon un caldo más potente... anda!, igual poniendo un poquito de caviar de ese de pega... bueno, no, que se explotarían las bolitas y el resultado te quedaría guarreadín así todo negruzco.

A estas horas voy a dejar de visitar este blog ¡ME MUERO DE HAAAAMBRE!

XDDDD

Cristina dijo...

El salmón ya lo rehogué, intentaré a ver haciendo un caldo más concentrado...¡gracias!

Yo también tengo jjjjambre :p

Biblioteclaria dijo...

Pues yo ayer había colgado un comentario aquí... o era mi intención, seguro que apareció algún plasta antes de que le diera a "publicar". ¿Qué tal el dedico?

No sé si necesitaba más salmón o que me quedé corta de sal, pero quedaron un poco sosainas.

Prueba con un caldo más fuertecico, o con un rehogadito previo al salmón..

Cristina dijo...

Algo pasa con blogger, que no guarda bien los comentarios..O_O