La ceremonia del té

jueves, 14 de agosto de 2008

Porque no todo va a ser comer, queridos. Supongo que muchos allegados conocen mi afición por el té, aunque pocos saben en realidad cuánto. Ayer asistimos Replicant, Juanmita y servidora a la ceremonia del té organizada por Tetere y llevada a cabo por Jing Jing. Sublime. La elegancia de la ceremonia y de los gestos de Jing Jing son realmente indescriptibles, y por mucho que dijera no le haría justicia. Hay que verlo.

Aquí un par de fotos tomadas por Replicant durante el evento:




El tipo de té usado en la ceremonia fue el Da Hong Pao, un oolong de China de fermentación media-alta. Como explicó Ambrós, no era floral, pero sí suave e intenso. Una delicia para los sentidos, como comprobamos cuando nos lo dieron para degustar. Personalmente siempre me han gustado más los tés verdes, pero creo que es hora de ir ampliando horizontes.

Si queréis haceros una idea de cómo es la ceremonia, podéis ver los videos que han puesto en youtube, aquí. Tienen además un blog, que encontraréis en los enlaces a vuestra derecha.

Son una pareja realmente encantadora, amable y que resuelven todas las dudas que tengas. Si os gusta el té, o queréis iniciaros en él, os lo recomiendo encarecidamente. Además, los tés que tienen son de calidad alta, difícilmente encontrables en tiendas más "normales" o en las franquicias esas que todos tenemos en mente.

Por último, y antes de despedir este blog por vacaciones hasta septiembre, os quiero recomendar otro blog muy parecido a este, Olaiaren Sukaldea, ya que ambos comparten el mismo espíritu y objetivo, la divulgación de la intolerancia a la lactosa y recetas adecuadas a nuestra dieta.


¡Nos vemos!

Magdalenas

martes, 12 de agosto de 2008

A estas alturas pensaréis que soy una desquiciada de las magdalenas. Reconozco que un poco, pero es que el finde que tengo tiempo me encanta preparar un desayuno diferente. Vale, ya sé que para el común mortal tolerante a la lactosa unas tristes magdalenas no son nada del otro mundo, pero cuando te quitan toda la bollería de tu dieta, las magdalenas se convierten en algo especial...

Ingredientes

100gr de harina
3 gr de levadura
100 gr de margarina
1/4 de limón rallado (la cantidad varía según si se quiere con más o menos gusto de limón)
2 huevos
120 gr de azúcar en polvo.


1. Mientras se precalienta el horno a 220º, se tamizan juntas la harina y la levadura sobre un bol. Se derrite la margarina en el microondas o al baño maría y se deja enfriar, y se ralla la corteza del limón.

2. Se cascan los huevos en un cuenco, se le vierte el azúcar y se baten 5 min hasta que espumea. Entonces se le añade la mezcla de harina y levadura. Se incorpora en ese momento la margarina y la corteza de limón, todo sin dejar de remover.

3. Se llenan 2/3 de los moldes con la masa, y se hornea 5 min a 220º. Luego se baja a 200º y se dejan 10 min.

4. Se desmoldan -en caso de estar con moldes no desechables- las magdalenas y se deja enfriar.





El resultado son unas magdalenas espectacularmente esponjosas, buenas, sencillas y con una textura delicada. Y sin embargo, no me subieron todo lo que quisiera. Volveré a probar, ¡quiero unas magdalenas que suban y suban y subaaan! (como el euríbor) ;)

Receta del Larousse de los postres, cambiando la mantequilla por margarina.

La leche, ¡cuánto tiempo!

Según publicaba el otro día El Periódico, hace (como mínimo) 8.000 años que el hombre "ya bebía y procesaba leche". O sea, ocho mil años de intolerantes a la lactosa. No está mal, la verdad...en todo ese tiempo la técnica de creación de productos lácteos sin lactosa ya podía haber mejorado, sinceramente. No habrá sido por falta de tiempo.

Ensaladilla rrrrrusa

jueves, 7 de agosto de 2008

¿Sinónimo de verano? ¿Sangría? Meeeeec. ¡Ensaladilla rusa! Pero no me vale la congelada, sino la hecha en casa, esa que te encanta y empalaga al mismo tiempo y a la misma velocidad. Patata hervida, atún, huevo duro, pepinillos en vinagre, aceitunas negras y mayonesa. Las cantidades a gusto del consumidor. Cuidadín con la mayonesa comprada de bote, que algunas llevan lactosa...




Croquetas de salmón ahumado

martes, 5 de agosto de 2008

Hace tiempo, saltando de blog en blog cual lindo saltamontes, fui a parar al de acibecheria, que tenía una receta de unas "Cremositas de salmón" cuya imagen es de las que se te incrustan en el cerebro al son de yoquieroyoquieryoquieroyoquieroyoquiero. Pero claro, sin nada de nata y sin nada de queso. Aceptamos que no es lo mismo, pero se hace lo que se puede. El proceso es el mismo que la de cualquier croquetas sin lactosa, cambiando el caldo de carne por caldo de pescado, para que coja más gusto.


El resultado, aunque bueno y original, fue un poco decepcionante. No sé si necesitaba más salmón o que me quedé corta de sal, pero quedaron un poco sosainas.

Perdonad que sólo haya puesto la foto de una única y miserable croqueta, pero medio minuto antes había medido mal la distancia entre mi dedo y el aceite hirviendo, y le metí todo el pulpejo. No sé de dónde saqué la fuerza de voluntad y el humor para quedarme ahí plantada sacándole la foto antes de salir huyendo a por un poco de pomada...