Coca de San Juan

viernes, 27 de junio de 2008

Uno de los peligros para el intolerante (a la lactosa) es ir a lugares inhóspitos y peligrosos, es decir, lugares donde no sabes lo que lleva eso que te estás comiendo tan ricamente. Por poner un ejemplo, panaderías y pastelerías, o lo que es lo mismo, toda la bollería y pasteles que allí se encuentran. Vamos, que si quieres un pastel o te lo haces tú o lo llevas crudo.
Y claro, llega San Juan. Y claro, tú quieres tu coca de San Juan para brindar con cava por todos los Juanes y Juanas que conoces. Y claro, te toca hacerlo a ti. Luego va y resulta que es sencíllisima de hacer y el resultado chachi piruli.

Para una coca con mazapán y fruta confitada

Ingredientes:

Para la masa:

1 vaso de leche de avena (o de arroz)
1/2 kilo de harina aprox.
1/2 vaso de aceite de oliva
50 gr. de levadura fresca
1 piel de limón rallado
1 cucharadita de aroma de anís

Para el mazapán

200 gr. de almendra molida
200 gr. de azúcar
1/2 vaso de leche de avena (o de arroz)

Para decorar

fruta confitada y piñones


El proceso

Se mezcla la levadura con la leche, y a continuación añadimos en un bol el aceite de oliva, la ralladura del limón, la mitad de la harina y el azúcar. Se mezcla con una cuchara de palo hasta que resulte una masa compacta aunque estará muy pringoso, y se añade el aroma de anís. Se saca del bol y se comienza a amasar, añadiendo la harina que vaya pidiendo la mezcla hasta que deje de pringar. La textura resultante tiene que ser un poco pegajosa pero sin quedar restos entre los dedos. En total serán unos diez-quince minutos de amasado. Hacemos una bola y lo dejamos leudar unas horas. Se puede, incluso, dejar leudar una hora y luego dejarlo en la nevera hasta el día siguiente. Pasado el tiempo, se vuelve a amasar un poco y se estira en una bandeja con la forma final que tendrá. Se deja leudar hasta que doble (aprox.) el volumen.
Mientras hace el segundo leudado, se prepara el mazapán, que no tiene más secreto que mezclar el azúcar con la almendra y ligarlo con leche poco a poco. Se deja en la nevera para que cuaje un poco.
Y ya sólo queda calentar el horno a 200º, y mientras tanto, ir decorando del todo la coca. Se pone el mazapán, la fruta y los piñones. ¡30 min. al horno y a disfrutar!

Yum yum...


3 comentarios:

Juanma dijo...

De las mejores cocas que he probado. Igual los piñones no estaban muy allá, pero la textura fue impresionante, y el mazapán estaba en su punto.

Deliciosa.

:-****

Cristina dijo...

Lo de los piñones fue mea culpa y tampoco tenías que decirlo :ppppp

Grine dijo...

Nada, nada, la pinta es estupenda, me pido una para acompañar las magdalenitas, ñam, ñam :p