Queso sin lactosa

viernes, 30 de mayo de 2008

El primer post lo va a abrir el culpable de que iniciara este blog, Juanmita, quien hace unas semanas dedicó un post al primer queso que había probado en casi dos años. Pero nada de sucedáneos de dudoso gusto, sino queso hecho con leche, que le debemos a Kaiku.

Con el permiso de Juanma, allá va.

*****************

No, no es ninguna pijada nuestra, sino pura cuestión de supervivencia. Resulta que Cristina tiene intolerancia a la lactosa. Su madre la tiene, y sospechan que su abuela también; en consecuencia, nos da toda la impresión de que, si tenemos una hija, aparte de unos ojos preciosos, tendrá muchos números para desarrollar intolerancia a la lactosa.
¿Por qué se es intolerante a la lactosa? La lactosa es un azúcar natural, presente en la leche, que es asimilada por el organismo gracias a una enzima, la lactasa. Ésta se encarga de romper la lactosa y descomponerla en glucosa y galactosa; de este modo, puede disolverse bien y llegar al torrente sanguíneo desde los vasos del intestino.
Pero imaginaos que no producís lactasa, o que ésta tiene algún defecto. No se produciría esa disolución, y la lactosa se quedaría en la pared intestinal, dando por culo. ¿Por qué? Pues por el mismo motivo por el que nuestro organismo no está preparado para comer césped, ni piedras: no forman parte de nuestra dieta. Estamos programados para consumir lactosa durante nuestro período de lactancia; concluido éste, desaparece la necesidad y, por tanto, la enzima que permite la absorción de la leche. El consumo de leche es una costumbre, una excentricidad de nuestra dieta, cuando se prolonga más allá del período de lactancia.
Técnicamente, los intolerantes a la lactosa son auténticos adultos, mientras que los que no lo son, en cierto modo, no dejan de ser personas cuyos aparatos digestivos siguen anclados en la infancia, en la época lactante.
¿Cuántos intolerantes a la lactosa existen? No se sabe. Se calcula que alrededor del 15% de la población, aunque hay algunos grupos (sobre todo en el Extremo Oriente) en los que ese porcentaje aumenta hasta el 80%. ¿O acaso habéis probado algún producto lácteo cuando habéis ido a un restaurante japonés o vietnamita? Ninguno, ¿verdad? Pues eso.
Son estimaciones. Lo más probable es que el porcentaje sea mayor, sólo que el afectado no sea consciente de su situación. Yo mismo podría padecer una intolerancia leve a la lactosa, aunque lo que tengo diagnosticado es colon irritable. El efecto sería el mismo: diarreas, gases, malestar en la zona abdominal, cansancio y, llegado el caso, vómitos.
Tú mismo podrías ser intolerante a la lactosa, y no saberlo.
En el caso de Cristina, tal vez fuera cuestión de tiempo y de esperar pacientemente a que se desarrollase: como digo, su madre la padece, en un grado severo, y es probable que su abuela materna también la padeciera.
Cuando empezamos, no tenía síntomas, o, al menos, síntomas integrables en un diagnóstico claro. Sin embargo, tuvo una temporada mala, de muchas diarreas y vómitos, y atamos cabos y descubrimos que, sin el menor asomo de dudas, debía de tratarse de la intolerancia a la lactosa. ¿Por qué? Nos acabábamos de bajar la fondue de Girona, y los sábados que estábamos en Barcelona nos dábamos unos homenajes que pa qué. Además, de vez en cuando experimentábamos con pizzas de cuatro quesos, a las que añadíamos alguna que otra variedad.
Al principio, todo fue bien; después, de manera sistemática, cada vez que cenábamos pizza o fondue, le venían el cansancio, los granos en la cara y las diarreas.
Sumamos dos y dos, y la respuesta fue evidente.
El seguro te cubre las pruebas para la detección de intolerancia a la lactosa, pero son una auténtica chorrada, ya que no descubres nada que no puedas averiguar por tu cuenta, mediante la estrategia de prueba-error. En una farmacia te pueden hacer una prueba de detección de intolerancias alimentarias, bastante completa y no enfocada específicamente a la lactosa, pero te pueden cobrar unos doscientos euros. Así pues, el último año ha consistido en dar palos de ciego, hasta averiguar cuáles son los lácteos que más pupita le hacen: tomar un producto lácteo determinado, y medir su impacto en su organismo. De este modo, ahora sabemos que, cuanta más lactosa contenga un producto, peor para Cristina. Leche cruda, ni hablar; queso fresco, caca; un roquefort, podría ser.
Ahora bien, ¿con qué sustituir la leche? A Cristina le encanta la leche, le encanta el queso y le encantan muchos de los productos a los que se le añaden leche, lactosa, leche en polvo o trazas de lactosa..., que, y hace falta estar en esta situación para darse cuenta, son muchísimos. El paté de foie gras contiene leche. El jamón dulce, también. Y el salami. Incluso las hamburguesas que te puedas comprar en el súper. Casi todo lleva leche. Así pues, hay que andarse con mucho cuidado cuando haces la compra, y descubres muchísimas cosas acerca de la química y de la cantidad de mierdas que comemos.
La opción más socorrida es la leche de soja. Pues no, porque está carísima y sabe a rayos. Vale, pues la leche de avena. Tampoco, porque está carísima y no sabe a nada; eso sí, por lo menos se puede utilizar para hacer pastelitos ricos. ¿Leche de almendra? Para eso, mejor compramos horchata de chufa.
Las tiendas de dietética tienen sustitutivos, pero generalmente son asquerosos. El queso sin queso de una cadena de tiendas de dietética no sólo no sabe a queso, sino que, al salir del horno, tiene más o menos la textura de una bolsa de plástico fundida a doscientos veinte grados, y posteriormente endurecida.
Como solución provisional, optamos por leche de avena en polvo. No está del todo mala, pero cuesta encontrarla en tiendas de dietética. Porque ésa es otra: no suele ser fácil encontrar productos sin lactosa, o sustitutivos de la lactosa. Existe la tendencia a creer que con cambiar la leche de vaca por la leche de soja, ya basta, y el asunto es más complejo: la soja, como buena legumbre, da gases, y es muy alergénica, salvo en algunas variedades transgénicas. En ese sentido, hay más productos para celíacos, que incluso disponen de estantes exclusivos en algunos hipermercados. Hará falta tiempo, y una concienciación similar a la que ya existe con los celíacos, pero supongo que llegará.
Mientras tanto, a joderse.
Hasta que lo vimos en un hipermercado. Una marca de productos lácteos ha lanzado una gama de productos sin lactosa. Primero fueron los yogures, que llevan unos cuantos meses alegrándole a Cristina la vida y la hora del descanso de media mañana. La leche, para repostería, es una buena solución, pero tampoco la utiliza con demasiada frecuencia.
Pero el queso... Ayer pudimos encontrar, ¡por fin!, queso sin lactosa, y Cristina está mucho más contenta. Por fin puede recuperar el sabor de algo que le encanta pero a lo que no podía ni acercarse, so pena de pasarse uno o dos días realmente jodida. Hasta ahora han salido dos variedades, Gouda y Emmental, pero, con el tiempo, supongo que acabarán desarrollándose otras. Intento imaginarme un Cabrales sin lactosa.
Los próximos productos de esta gama de lácteos sin lactosa aún no están decididos, pero todo parece indicar que serán los helados, o tal vez la nata.
Sea como sea, es un cambio a mejor. Esto sí es calidad de vida.


(Mis enésimas disculpas por la calidad de las fotos. La cámara de móvil, ya se sabe.)

22 comentarios:

Grine dijo...

Espero que Kaiku sea la primera de muchas marcas que se sumen a esta iniciativa.

Cristina dijo...

La verdad que sí...de todas formas desde que lo anuncian por la tele es más difícil de encontrar. No lo entiendo, la verdad...:(

Marta G dijo...

Al meu fill la llet Kaiku no li acabava d'anar bé. Ens va molt millor la Lauki.

Helena y José Manuel dijo...

Yo de momento no tengo alergia a la lactosa. Lo pasaría mal porque soy adicta al queso, la leche, etc. Me alegra saber que empieza a haber sustitutos.

Por cierto, si las recetas son simples, me apuntaré al carro. Soy tan pésima cocinera como buena tragona; pero, ya se sabe, mejor que cocinen para una... :-)

Me gusta mucho el diseño del blog, Cristina, y veo que vas teniendo éxito.

Un abrazo,
Helena

Cristina dijo...

Marta, la Lauki també té llet sense lactosa? vas dir que el teu fill prenia baixa en lactosa, i ara no estic segura si parlem del mateix. Personalment, la llet kaiku sense lactosa de gust no m'acaba d'agradar, tot i que la faig servir per postres, tartes, flams i coses així.
Però el formatge Kaiku sense lactosa...indescriptible! una meravella!

Cristina dijo...

Holas, Helena!

Lo pasaría mal porque soy adicta al queso, la leche, etc.

Dímelo a mí :( Ayer cometí la osadía de ponerle un poco de parmesano en una pizza y ahora estoy pagando las consecuencias. A veces no sé si parezco tonta o novata. Pero es que está tan rico...;)

Gracias por pasarte y comentar!

Juanma dijo...

Y el caso es que echó lo mínimo de parmesano, lo justo para cubrir las berenjenas... :-((((

:-*****

Mª Jesus dijo...

Hola Cristina, he leído un poco mas de tu blog y veo que tu caso es muy parecido al mio. MI abuela no probó la leche desde que dejó el pecho hasta que murio, le sentaba super mal. Yo tengo intolerancia desde que nací y ni tan siquiera puedo tomar un poquito de lactosa, soy 100% intolerante. La leche kaiku tiene <0,01 y depende de la cantidad que tome siento malestar estomacal, ya me entiendes, diarreas a los 5 minutos. Yo opté por la leche de soja, tomo vivesoy, es la que me resulta menos mala de sabor y mas fácil de comprar, además no es mucho mas cara que la leche normal. Cuidate y no hagas experimentos. Saludos.

Miriam dijo...

Hola, gracias por informar sobre el queso sin lactosa, pensaba que me quedaría para los restos de mis años sin poder comer queso.

Gracias

Cristina dijo...

De nada, Miriam. A ver si entre todos nos echamos un cable sobre productos que vayamos conociendo ;)

Anónimo dijo...

Yo tengo el mismo problema, aunque he probado el queso de kaiku no me gusta, parece plastico, en cambio en el hipercor he encontrado unos tranchetes de la marca minuls, que son muy buenos. La leche de soja de Alpro soja es de las mejores que he probado y creeme que las he probado casi todas. Besos y espero que entre todos logremos concienciar a los fabricantes de alimentos.

Anónimo dijo...

Hola!! Yo solo paso por aquí para compartir mi inmensa felicidad, al haver encontrado queso sin lactosa, soy una ratona de siempre y antes de las pruebas comprobé con una fondue de queso durante 5 dias mi intolerancia 100%(5 dias de enfermedad claro)y aunque a todo me he acostumbrado, a mirar etiquetas,a tardar más en realizar la compra, a no tomar nada que no sepa que lleva, a no aceptar aperitivos de nadie, ni mezclas, ni comidas aunque parezcan naturales, a no mirar al queso aunque me encante, a tomar batido de soja (provamel es mi marca después de probar todo), a gastarme lo incontable en yogures de soja de marcas carisimas, a un largo etc....el primer bocado, aún con miedo, de queso fue casi celestial,jajaja, espero que me entendais...eso si, al resto de cosas no me atrevo...prefiero no arriesgar...me ha costado 15 años saber que era y la calidad de vida ahora no es comparable a lo malo pasado...
Espero tambien poder colaborar y aprender de lo que digais aquí.

Cristina dijo...

Je, veo que estamos todos igual. Es duro, pero aún así, siempre que se me quedan mirando con cara de pena les digo que es una chuminá si se compara a una alergia a la proteína de la leche. Ahí es que te juegas la vida. Supongo que es para no atormentarme demasiado, ayuda pensar que los hay que están peor :D

el primer bocado, aún con miedo, de queso fue casi celestial,

Eo, pues acabo de encontrar en el mercado batido de cacao Kaiku sin lactosa. ¡Fresquito está delicioso!

SENSLAC dijo...

Hola a tot@s.

Desde ahora ya podéis tonar todo el queso, nata, leche entera, camember, mozzarella,.... de una nueva marca de lácteos SIN LACTOSA que os traemos la gente de Senslac.

Hicimos una prueba con gente que tolera la lactosa, y ni se enteraron. Son buenísimos.

Hasta pronto

Darko dijo...

Buenas,

Pues como la mayoría de vosotros,conmigo también han cantado BINGO: intolerancia a la lactosa+trigo+SII (Colon irritable)...yo sigo haciendo Euromillones a ver si me toca :~P

Pero al grano, así como vosotros, yo también he probado con :

- la leche de soja tipo Alprosoja o Vive Soy esta buena, y salen mejor de precio en comparación con las que se venden en tiendas especializadas tipo Dietética. Pero la que realmente está riquísima, es la Leche de Espelta. Dulce y apetitosa.
Eso sí, me sale a 1.90 el litro en tienda especializada...

- Los quesos, pufs, excepto el Parmeggiano Reggiano que pierde la lactosa en el proceso de fermentación, y apenas se me repite y no me da dolor de estómago, nada de nada HASTA que encontré Kaiku y la marca Delafuente.

Kaiku lo tenéis en Mercadona, Bon Preu, algún Carrefour (en formato queso, ojo, natas y mantequillas ya es más complicado). Yogures en Caprabo, Mercadona y Carrefour.

AH! Y Delafuente tiene la varierdad Cheddar en daditos para ensalada, y he visto rallado pero no estoy segura q fuera SIN. Este lo encontraréis en Alcampo.

De todos modos, sigo yendo a una Dietética de estas de productos ecológicos y para celíacos, donde también hay quesos sin lactosa, sólo que abudan los de tofu y variantes de soja, y no sé porque, no me entran.

Bueno, para terminar, saludos y ánimos para todos los tenemos este pequeño problemilla....y miraos bien las etiquetas de los productos :~)

Saludos!

Joan dijo...

Hola a todos, para este tipo de productos sin lactosa encontré una web (www.senslac.com.)Se dedican a comercializar estos quesos de Kaiku y de otras marcas como MinusL. Sorprendente el Camemberg de MinusL!!!

Ademas esta gente te lo lleva a casa en 24/48 horas.

Un saludo

Joan

Anónimo dijo...

Hola a todos, para este tipo de productos sin lactosa encontré una web (www.senslac.com.)Se dedican a comercializar estos quesos de Kaiku y de otras marcas como MinusL. Sorprendente el Camemberg de MinusL!!!

Ademas esta gente te lo lleva a casa en 24/48 horas.

Un saludo

Joan

Anónimo dijo...

hola a todos me alegra saber que hay mucha mas gente, llevo un año de medicos y hospitales sin saber que tenia (inutiles) ahora me han dicho que peude ser que sea por intolerancia a la lactosa llevo como dos semanas sin tomar nada que lo lleve y me siento mucho mejor, pero la verdad qe es un sufrimiento porque no te das cuenta hasta que te pasa pero lleva todo lactosa y a mi me encantan las pizzas los bollos galletas vamos que me encanta el dulce y ahora no puedo comer nada de eso pero bueno.. es lo que hay, encima de que estoy delgadisimo ahora me tengo que quitar de comer lo que antes era lo unico que comia.. jaja

MoDGiRL dijo...

Hola Anónimo,
he leído que decías " qe es un sufrimiento porque no te das cuenta hasta que te pasa pero lleva todo lactosa y a mi me encantan las pizzas los bollos galletas vamos que me encanta el dulce y ahora no puedo comer nada de eso pero bueno.. "

bueno, no desesperes, porque poder, PUEDES, ya lo creo que sí!
Mira, yo para colmo soy celíaca, pero en Mercadona tienen queso sin lactosa Kaiku, en Esclat tienen de todas las variedades (rallado, en tacos, en loncha, en cuña, para untar y nata para cocinar) de las marcas García Baquero y Kaiku, y el Al Campo ni te cuento!!! hasta Camembert hay, que me lo ha dicho una amiga!

Con los bollos ídem: tienes marcas como Schar que no lleva lactosa, claro que tampoco gluten, y salen algo carillas, pero hacen des de madalenas, a galletas, pasteles, bollos, crackers, etc...

En Carrefour, Capbrao y Mercadona también encontraras productos así sin lactosa.

Y lo mismo con patés, sobrasadas, embutidos....tienes que tomarte la molestia de leer las etiquetas, nada más.

Oye, para ver todo lo que tienes, pásate por www.senslac.com o por http://orieloskitchen.blogspot.com/p/marcas-sin-lactosa.html
Éste chico tiene recetas BUENÍSIMAS y encimá está recopilando marcas "sin".

Ánimos, que esto no es nada!!!

:oD

Anónimo dijo...

los productos de quesos rocinante estan a punto de sacar quesos de mezclas, manchegos y de oveja sin lactosa llamarles y preguntar.

un saludo.

Cristina dijo...

Uy, eso habrá que investigarlo, ¡gracias, anónimo!

ELISA GARCIA dijo...

El Ventero también ha sacado queso sin lactosa, lo he encontrado en El Corte Ingles, aunque he tenido una serie de descomposiciones intestinales, pero no se si debe al queso o a otra cosa, pero me he puesto como el kiko. Por cierto mi intorelancia severa me la detectaron despues de pillar dos veces Anisakis.