Los inicios

miércoles, 28 de mayo de 2008

Hará aproximadamente tres años comencé a notarme muy cansada, con malas digestiones y unos granitos en la cara que aparecían y desaparecían a voluntad. Son esas cosas que ya las haces propias de la rutina y no les das más importancia porque las achacas al estrés. Sin embargo, hace un año y medio la cosa se recrudeció, y era evidente que había algún problema de fondo, que resultó ser ni más ni menos que intolerancia a la lactosa.
De ahí a la actualidad ha habido un sinfín de reajustes, tanto en mi dieta como en mis relaciones sociales. Tener que explicar qué es la intolerancia a la lactosa y en qué se diferencia de una alergia, cuáles son los síntomas, grados de intolerancia, y por supuesto, qué alimentos -aparte de los obvios- son susceptibles de tenerla. Salir a comer fuera de casa se convierte en un suplicio, y que te inviten a casa ajena es poner a la gente en un compromiso.
Ni corta ni perezosa eso me ha llevado a abrir este blog, Lactosa Free, en el que divagar acerca del tema, aportar ideas, recetas sin lactosa o con alternativas a ella y truquitos varios.
No soy una experta, pero intentaré aportar mi granito de arena, ahora que los celíacos están moviéndose más que nunca, nosotros también podemos unirnos a sus reclamaciones.
Bienvenidos a todos y os espero próximamente.

28 comentarios:

unquepassava dijo...

Molt bona iniciativa, Cristina. Endavant i ànims!

Cristina dijo...

Gràcies, carinyet!

Anna dijo...

Felicitats per la iniciativa, Cristina!

Si pot ser, receptes fàcils per a nivell de p-3 ... (que n'hi ha que no som intolerants, però tenim una relació d'amor-odi amb el tema làctic... i som una mica patates a la cuina)

Cristina dijo...

Gràcies, Anna :) Tenint en compte que cuino jo...seran receptes faciloooones, però per sortir una mica de la típica planxa a què ens veiem abocats els intolerants. Qui diu que no podem menjar croquetes? veureu, veureu...

filosofoenparo dijo...

Ya iba siendo hora ese primer post no láctico :ppp pero...

¿Salir a comer fuera de "cosa"?

Te pille correctora implacable...

BWAHA-HA-HA-HA-HA-HA!!!

filosofoenparo dijo...

Y ponlo a la hora... que no estamos en hora Central de los EEUU :ppp

Cristina dijo...

Señor, sí, señor! y cómo se cambia la hora? es que he puesto a las 12.30 y me ha peusto "programado" ¿?

Grine dijo...

¡Qué buena idea! Ahora podremos invitarla a cenar con sus propias recetas, para que luego no digan que no ayuda...

Mucho ánimo con el nuevo proyecto y que dure muuuuuuucho.

Cristina dijo...

Gracias, guapa! y ustedes qeu sigan pasando a menudo...

Biblioteclaria dijo...

Ayer estuve escuchando en la radio a dos personas hablando de los celíacos. Una de ellas decía que, al menos, saber qué es lo que te pasa es ya un alivio, el problema no es el mismo pero imagino que esa sensación será comparable.

Por otra lado tiene que ser muy difícil ya no comer fuera de casa sino simplemente hacer la compra, sobre todo con los etiquetados tan estupendos que hay algunas veces... Pero bueno, supongo que en eso se habrá avanzado y se seguirá avanzando, hay que ser optimistas.

Un besazo no lácteo de tu "prima".

Cristina dijo...

Me temo que tenemos que aprender mucho de los celíacos, están mucho mejor organizados y las campañas de difusión que realizan realmente logran su objetivo. Hoy en día casi todos sabemos qué es la celiaquía.
Y sí, hacer la compra te convierte en un experto leedor de etiquetas que si "trazas de leche", que si "proteínas de leche", ácido láctico, etc. No es nada simple, a pesar de que la legislación cada vez se impone más y el etiquetaje tiene que ser exhaustivo.

Gracias por venir, primita!

Mentxu dijo...

Bueno, aquí estamos, para apoyar esas iniciativas que tengan como objetivo dar a conocer ese problema.

Igual que los celíacos, la intolerancia a la lactosa se irá dando a conocer con el tiempo.

Un beso!

Mar dijo...

Felicitats pel nou bloc Cristina!
El tema em sembla molt interessant...jo mateixa (tot i que no sé si sóc intolerant a la lactosa) ho passo fatal amb segons quines barreges de llet i alguns formatges. Sense ser cap experta m'he aficionat a la llet de soja perquè, evidentment, la tolero molt millor...seguiré investigant...a veure si també passaré a formar part del grup!! ;P

Petons!

Cristina dijo...

ho passo fatal amb segons quines barreges de llet i alguns formatges.

Eeeh, doncs tens números...També cal recordar que el grau d'intolerància depèn de la quantitat de lactasa que un tingui...així jo no puc prendre un iogurt, però un altre que tingui el problema, segurament sí...és a dir, cal veure quanta lactosa té un aliment en concret i quina tolerància hi tenim. Això només ens ho diu l'experiència :)
I si tens sospites, Mar, fes-te alguna proba, perquè la intolerància pot anar a més si no la controles, i dic jo que voldràs seguir prenent barreges de llet ;)

Mar dijo...

Moltes gràcies guapa!
Doncs si, ara que començo a tenir més temps lliure m'acostaré al CAP a veure la meva doctora de capçalera i li comentaré...

Marta G dijo...

Tinc un fill de 5 anys intolerant a la lactosa. Ho vam saber als 2 anys i mig després d'un miler del que ens pensàvem que eren rabietes irracionals (i eren plors de dolor), de panxa inflada, de mal alè... Ell només tolera un got de llet baix en lactosa i un petitsuisse al dia. Cada cop que a l'escola porten pastís per celebrar un aniversari, ell porta el seu tall de casa. I sempre he de portar el discurset per restaurants, cuina del cole, colònies... El que m'ha impressionat més sempre és que, des dels 3 anys, a qualsevol nou producte pregunta "Porta lactosa?". Només ell sap fins a quin punt es pot trobar malament.

M'afegeixo al seguiment del bloc i et felicito per la iniciativa, que he conegut gràcies a unquepassava...

Cristina dijo...

Hola Marta,

Benviguda :) Lamento que ell teu fill també tingui aquest problema. Per "sort", a mi m'ha passat sent adulta, pel que he pogut disfrutar de certs plaers fins fa bon poc, tot i que si ell tolera un got de llet ni que sigui baix en lactosa ja és un gran què. És complicat, i és molt difícil, la vida més enllà de les portes de casa on controlem tots els productes que comprem. I que és fàcil que per descuit o sense voler la gent no se n'adoni en certes coses, que realment ningú pensaria que porten lactosa: formatge dolç, una hamburguesa, les patates fregides de bossa, un fuet...són tantes i tantes coses. Això del pastís d'aniversari m'ha arribat al cor...realment tens raó que només ell sap pel que passa.

Gràcies, de nou. Em sembla important no sentir-nos sols :)

Ro dijo...

Oyes, un blog bien bonito (además de interesante). Me gusta mucho el diseño! Yo también estaré espectante a las recetas (aunque de momento la lactosa me sienta bien). Una panificadora es un utensilio bien útil para vosotros (igual que para los celíacos), aunque ocupa espacio (ya lo hablamos). Pero así consigues un pan excelente (o buenísimo) sin necesidad de lactosa.

Cristina dijo...

Una panificadora es un utensilio bien útil para vosotros

Sí, perquè cada cop més em trobo que els pans porten una mica de llet o mantega per fer la crosta més cruixent, i després passa el que passa...
A la llarga m'ho compraré, però és que no tinc espai, o sigui que o trec el microones o surto jo de la cuina (és que el pis és petit petit)...però vaja, és un projecte a llarg plaç ;) (em feu una enveja amb els vostres pans...)

manu dijo...

¡Buen trabajo, mi niña!

Cristina dijo...

Asias, maestro! :D

Mafaldia dijo...

Me uno al clan y a la iniciativa, yo cada día descubro algo que me da alergía o me sienta mál, sobre todo suele ser de contacto, tengo la piel hipersensilis y luego cuando me ponen alguna vía, tiemblo por la reacción de mi cuerpo a lo que me chuten porque si te da alergia nada más empezar a entrar es un dolor y una sensación inexplicable... en fin, creo que son las miasmas bibliotecarias que hacen que nuestro cuerpo esté demasiado en alerta... (esta cuñita es por si acaso es cierto,nunca hay que desdeñar al enemigo) bueno, ánimo colegui.

Cristina dijo...

Gracias, mafaldia :) Creo que sí, buena parte de la culpa de las intolerancias y alergias que tenemos es de las miasmas que nos rodean...y de los cenutrousuarios que tenemos :) Claro qeu una alergia es mucho más grave que una intolerancia...ánimos, guapa!

Juanma dijo...

¡Hola! Se presenta el conejillo de indias de las recetas que se irán ofreciendo en este blog. Doy fe de que todas ellas están de rechupete.

Esta noche... Bueno, no, mejor lo cuenta Cristina. ;-)

Besooos. :-*******

Cristina dijo...

e questa notte...pizza sin queso! (bueno, en el blog la semana que viene, entre que descargo fotos y tal..)

Besos, bichi! :p

Juanma dijo...

La masa tiene una pinta acojonante. Hace un rato le he tenido que dar de puñetazos, para que bajara un poco. (También tiene truco de buena cocinera; ya os lo desvelará cuando publique la receta... o no.)

Besooos. :-****

elvis aaron dijo...

Bueno, en nuestro caso... mi hijo de 19 meses no es solamente intolerante a la lactosa... es que es alergico a todas las proteinas de la leche. Lo descubrimos cuando tenía 6 meses y medio. Yo le daba el pecho y de muy bebe, por las mañanas, solía vomitar la toma entera. Era como un grifo.Pero creíamos que era inmadurez del aparato digestivo. Una noche que yo estaba trabajando y que se nos había olvidado descongelar la leche que yo me extraía, mi marido, buscando alternativas, le dio un biberón, por primera vez, de una leche de continuación que nos había dado de muestra la enfermera que lleva al niño. UFFFF... acabamos de urgencia en el Hospital.
Yo seguí dandole el pecho pero haciendo "dieta". Nos dijeron que cuando son tan pequeños pueden superar el problema y que este se soluciona no teniendo ningún contacto con estos alimentos. No sabeis la cantidad de cosas que llevan proteínas de leche y lactosa (incluidos muchos medicamentos homeopáticos).Pocas semanas después también descubrimos, por casualidad, que era alergico al huevo ( a todas sus proteinas, a la clara y a la yema...) y aquí si que hay un problema gordo porque el huevo se utiliza para TODO, como conservante, como aditivo, como colorante.... ARGGGG. Tuve que dejar de darle el pecho porque me veía incapaz de hacer una dieta tan estricta... Bueno, hace unas semanas que le han hecho un análisis. A ver lo que nos dicen. Ah... tampoco puede comer ternera...

Cristina dijo...

Ostras pedrín. Las intolerancias al lado de las alergias no tienen casi importancia, la verdad. Y cuando se combinan como es el caso, debe ser un infierno multiplicado por diez. La verdad es qeu sólo vosotros sabéis lo que debe ser eso :( ufff...aunque algunas alergias de bebés mejoran con el tiempo, espero que sea vuestro caso...